lunes, 25 de enero de 2016

Primer contacto con la empresa: el CURRÍCULUM VITAE. Recomendaciones para su elaboración.


Colaboraciones
Srta. Natalia Méndez Sarria y Srta. Cinta Márquez Rodríguez
Psicólogas 

En la búsqueda de empleo hay tres documentos importantes: El currículum vitae, también conocido como CV, la carta de motivación (cada vez más solicitada) y la entrevista. Cualquier error en alguno de ellos, puede llevarnos a ser rechazados en la prueba de selección del puesto deseado. En este artículo nos centraremos en el CV, y daremos algunas recomendaciones para la elaboración del mismo.


Cómo hacer un CV
El primer apartado corresponde a los datos personales: nombre y  apellidos, dirección, DNI y fecha de nacimiento. A lo que se le añadiría arriba de esto, o al lado, la foto, que debe ser clara y lo más formal posible (que no parezcamos que estamos de fiesta). Lo más recomendable sería una foto tamaño carnet, tipo DNI.

El segundo apartado, llamado “Objetivo profesional”, no es primordial pero si recomendable. En este apartado se detalla el tipo de trabajo que se desea desempeñar.

Después nos centraremos en la experiencia laboral, donde se pondrá: nombre de la empresa en la que se ha trabajado, fecha en la que se ha estado trabajando en dicho lugar, puesto desempeñado y funciones que se realizaba. Irá en orden cronológico del más reciente al más antiguo.
Las prácticas que se hayan realizado también contarán como experiencia laboral, pero habrá que especificar que han sido prácticas.

A continuación, el siguiente apartado será “Formación”. Se incorporará todos los cursos realizados, o si el trabajo solo nos requiere de una formación precisa, se pondrá solo la información de estos cursos que pide la empresa en concreto. Se debe especificar la fecha en que se ha realizado y la duración.

El siguiente apartado sería el de “Idiomas”, bastante importante actualmente. Cuantos más idiomas, nivel de los mismos, títulos o estancias en el extranjero, más lo valorará la empresa. Hay que incluir el nivel oral, escrito y leído que se tenga; si se tiene certificado del nivel, se debe poner el nombre oficial (ejemplo: inglés: oral, leído y escrito: B1) y si no se tiene un certificado oficial, se pondrá el nivel aproximado que se tenga.

Antes de terminar, un apartado opcional es el de “conocimiento informático”. En este apartado se incluye todo lo que se sepa de las aplicaciones más importantes: office, internet, etc. Y como en el apartado anterior, es recomendable especificar el nivel de conocimiento (bajo, usuario, alto, experto…)

Para terminar, se añadirá el apartado de “otros datos de interés”. En él se incorporará la información que a la empresa le pueda resultar útil, como el carnet de conducir, la disponibilidad de vehículo, disponibilidad de horarios o geográfica…

Por último, y el punto más importante de todos, y en el que hay que prestar especial atención, son las faltas ortográficas, un error de este tipo llevará a los RRHH o seleccionadores de la empresa a rechazar nuestro currículum de forma inmediata.




Currículum sin experiencia laboral
En este caso lo más importante es resaltar la formación, habilidades o capacidades y motivaciones/objetivos. A pesar de que la mayoría de empresas buscan gente experimentada, hay otras que prefieren tener reclutas sin experiencia y así formarlos con el método de su negocio. Por eso no debes renunciar en tu búsqueda de empleo; redacta cuantos currículums sean necesarios según la empresa o el sector al que te dirijas. 

Para ayudarte en la redacción de tu CV, os dejamos enlaces que explican la elaboración de este tipo de documento y las plantillas que se aconsejan según cuál sea tu caso. CV sin experiencia: 
En una publicación anterior hablamos sobre cómo convalidar el título de higienista dental en Inglaterra, ya que es el país que más demanda de estos profesionales tiene y aunque de forma global los CV tienen una estructura común, en cada país se realiza de forma diferente. Por este motivo vamos a explicar las diferencias entre el CV inglés y el español:
  1. El CV no lleva foto, a no ser que la empresa lo requiera. 
  2. En el apartado de “Experiencia laboral” se tendrá que añadir más detalles sobre las funciones que se han realizado en la empresa anterior. Además las experiencias deberán ponerse en orden cronológico; del más reciente al más antiguo.
  3. Un aspecto importante  es el apartado “otros datos de interés”. Los RRHH de este país valoran mucho las actividades de ocio, ya sean de tipo deportiva, artística, etc., o si se realiza o ha realizado voluntariado o actividades relacionadas, no dudes en incluirlas. 


Para finalizar, os recomendamos que le echéis un vistazo al siguiente enlace, ya que a veces no es tan importante lo que se escribe, sino lo que NO se debe escribir: “Lo que debes evitar”