viernes, 18 de diciembre de 2015

Higiene oral, ¿sabemos lo que limpiamos?

Colaboración de Mercedes Sanz
Téc. Superior en Higiene Bucodental (Madrid)
Colaboradora de la Comisión de Prevención y Salud oral 
(Colegio de Higienistas Dentales de Madrid)

La higiene bucodental correcta es el factor más importante en la prevención de la patología infecciosa dental.
El 90% de los pacientes que acuden a las consultas odontológicas, no saben exactamente qué es lo que queremos limpiar cuando nos cepillamos los dientes.
Ante la pregunta “¿Qué crees que es lo que intentamos quitar con el cepillo de dientes?”, las respuestas coinciden en la mayoría de los casos: restos de comida, suciedad que se forma al comer,...
Y si preguntamos “¿sabes algo sobre la placa bacteriana?”, casi todos han oído esta expresión, pero no saben lo que es.


¡ASÍ QUE TE RECOMIENDO LEER ESTO!

¿Qué es la placa bacteriana?
Se trata de un conjunto de bacterias que viven en nuestra boca.
Hay gran cantidad y variedad de especies, pertenecen al tracto digestivo,  así que todos tenemos estas bacterias  y las vamos a tener toda nuestra vida. Son beneficiosas para nosotros y cumplen funciones muy importantes; las bacterias que viven con nosotros, nos defienden de la invasión de otras bacterias patógenas del exterior, activan nuestro sistema inmune y nos ayudan a la digestión metabolizando hidratos de carbono y vitaminas.


En nuestra boca hay movimiento continuamente porque la usamos para muchas cosas, además con la lengua, las mucosas y la saliva estas bacterias sufren un arrastre constante.

Para asegurarse su estancia en la boca y poder cumplir su función, estas bacterias se organizan y forman la placa bacteriana: se unen unas bacterias con otras, y forman una masa pegajosa (matriz), usando sustancias que hay en nuestra saliva (polisacáridos) y se adhieren a nuestro diente.

Cuando nos cepillamos lo que intentamos hacer es romper esa adhesión, destruimos la formación y así evitamos que los ácidos dañen el diente o la encía.

Localización de la placa bacteriana
Las bacterias buscan zonas resguardadas en nuestros dientes, para evitar el arrastre que se produce de forma natural con los movimientos de nuestra boca.


Estas zonas son principalmente:
  • Zonas cercanas a la encía, 
  • Zonas interdentales 
  • Caras masticatorias de los molares.
Pero cualquier zona del diente que no sufra un arrastre es susceptible de albergar placa.

¿Cuál es el problema de las bacterias?
Cuando hacen su trabajo, sintetizar hidratos de carbono, generan desechos ácidos y estos desechos sobre nuestro diente repetidas veces producen la caries y sobre nuestra encía hace que se inflame y sangre. Así se llega a la gingivitis y, si no se pone remedio, a la periodontitis. 

La caries y las enfermedades de las encías son las más frecuentes en la boca.

¿Cómo evitamos la caries y la enfermedad en la encia?
(Seguro que tú mismo has sido capaz de responderte) CEPILLANDO LOS DIENTES

Cuando nos cepillamos lo que pretendemos es remover y despegar la placa bacteriana.


Si hacemos esto, impedimos que los desechos ácidos caigan directamente sobre nuestro diente o sobre nuestra encía evitando la enfermedad.

Por todo lo dicho verás que el cepillado no hay que tomárselo a la ligera. Tenemos que fijarnos en cepillar toda la superficie de nuestros dientes, en especial zonas cercanas a la encía, zonas interdentales y caras masticatorias.