lunes, 14 de julio de 2014

La Diabetes reflejada en la boca


*Enfermedades periodontales:
Las personas con diabetes no controlada tienen un elevado riesgo de infección y un prolongado periodo de curación que puede comprometer la salud de la cavidad oral.
La persistencia de un inadecuado control de la hiperglucemia se ha asociado a gingivitis, periodontitis y pérdida de hueso alveolar.
Se han propuesto diferentes mecanismos para explicar el aumento de la susceptibilidad a padecer estos procesos, como alteraciones:

  • Inmunológicas
  • De la microflora subgingival
  • Del metabolismo del colágeno
  • De la vascularización
  • Del líquido crevicular gingival
  • Patrones hereditarios

Asimismo, se han propuesto diferentes mecanismos fisiopatológicos causantes de la mayor pérdida ósea alveolar en estos pacientes:
  • Alteración de la función de los neutrófilos
  • Disminución de la leucotaxis y de la fagocitosis
Los procesos inflamatorios periodontales se asocian a un estado inflamatorio sistémico y a un aumento del riesgo de las principales enfermedades cardiovasculares, alteraciones en el embarazo y el parto y pobre control glucémico en personas diabéticas. El aumento de los mediadores de la inflamación (citoquinas) provoca hiperlipemia y ésta un síndrome de resistencia a la insulina, con muerte de células beta pancreáticas. Por lo tanto, tratar las periodontitis es crucial para el tratamiento de la diabetes.

*Manifestaciones orales de la diabetes:
  • Síndrome de la boca ardiente
  • Candidiasis
  • Caries dental
  • Gingivitis
  • Glosodinia
  • Liquen plano
  • Disestesias neurosensitivas
  • Periodontitis
  • Disfunción salival
  • Disfunción del sentido del gusto
  • Xerostomía


*Caries dental:
Esta asociación no ha sido completamente documentada, pero los pacientes con diabetes presentan alteraciones sensoriales, periodontales y salivares capaces de aumentar el riesgo de padecer caries recurrentes.
En la diabetes tipo 1, un pobre control de la diabetes y un inicio temprano de la misma aumentan el riesgo de
caries dental, pero una higiene dental apropiada junto con un control metabólico satisfactorio pueden prevenir su desarrollo.




*Alteraciones de las glándulas salivales:
Los pacientes con diabetes suelen presentar síntomas de boca seca, o xerostomía, y disfunción de las glándulas salivales. La causa subyacente a la baja producción de saliva puede ser la poliuria o una afectación de la membrana basal de dichas glándulas.
En un estudio realizado con 154 pacientes con diabetes tipo 2, la prevalencia de xerostomía fue de un 62% frente al 36% en no diabéticos; la hiposalivación fue del 46% frente al 28%. Los pacientes con hiposalivación presentaron más bacterias patógenas y hongos en la saliva que los que no presentaban esta alteración.






*Enfermedades de la mucosa oral:
En pacientes con diabetes se ha observado una mayor incidencia de liquen plano, estomatitis aftosas, así como de infecciones por hongos. Puede deberse a procesos de inmunodepresión crónica. Esta inmunosupresión es una secuela de la propia enfermedad en los pacientes con diabetes tipo 1 y una consecuencia de hiperglucemias agudas en los diabéticos tipo 2.


*Infecciones orales (candidiasis):
Son infecciones oportunistas que se dan con frecuencia en pacientes inmunodeprimidos. La infección por cándida es frecuente en pacientes diabéticos fumadores, que llevan prótesis dentales y con mal control de los niveles de glucemia. La poca producción de saliva también es un factor predisponente a estas infecciones.





*Alteraciones del gusto:
Cerca de 1/3 de los pacientes diabéticos adultos manifiestan ageusia o disminución de la percepción del gusto, lo que puede conducir a hiperfagia y obesidad. Esta alteración puede impedir un correcto seguimiento de la dieta y empeorar la diabetes.






*Alteraciones neurosensitivas y visuales:
Los pacientes con diabetes presentan una mayor incidencia de glosodinia y/o estomatopirosis. Pueden presentar disestesias de larga duración que pueden impedir una correcta higiene dental. También se ha asociado a diabetes mellitus un síndrome poco frecuente denominado alteración orofacial neurosensitiva, o síndrome de la boca ardiente. La disfagia, a menudo asociada a la diabetes, es consecuencia de una alteración en la fuerza, velocidad y coordinación de los músculos masticatorios inervados por nervios craneales.




*Implicaciones terapéuticas en la prevención de las afecciones orales de la diabetes:
-COMPLICACIÓN POTENCIAL: Infección y retraso en la curación de heridas en la cavidad bucal.
-MEDIDAS PREVENTIVAS: Visitas frecuentes al dentista para identificar factores de riesgo de enfermedad periodontal, caries o candidiasis oral, Terapia antibiótica post-quirúrgica, Abandono del tabaco.

-COMPLICACIÓN POTENCIAL: Disfunción de la glándula salival y Síndrome de la boca ardiente.
-MEDIDAS PREVENTIVAS: Mantenimiento de una correcta hidratación (agua, sustitutos de la saliva, chicles sin azúcar), Restricción de la cafeína y de la ingesta de alcohol.



Los higienistas pueden contribuir activamente al mantenimiento de la salud óptima de los pacientes diabéticos teniendo una vigilancia de las posibles condiciones orales asociadas a la enfermedad, así como a su prevención y tratamiento.






*Ofrecido por higienistasVITIS "capsulas monograficas"*