martes, 30 de octubre de 2012

Boca Seca ¿Por qué se produce y qué tengo que hacer?

La xerostomía o sensación subjetiva de sequedad bucal se caracteriza en muchos casos por una disminución de secreción salival o por cambios en la composición bioquímica de la saliva. 

Los factores etiológicos más importantes que se relacionan con la xerostomía son la radioterapia de cabeza y cuello, la terapia con determinados fármacos, principalmente antidepresivos, ansiolíticos, antihipertensivos y diuréticos, y ciertas condiciones sistémicas como el Sindrome de Sjögren, el estrés, la depresión o la diabetes. Esta condición afecta a un 40% de personas mayores de 55 años, sector de la población que usa frecuentemente fármacos con efectos xerostomizantes.



Existen dos tipos de xerostomía, una denominada reversible y otra, irreversible. En la primera, el tratamiento de la sequedad bucal se puede enfocar hacia la cura de la causa subyacente, es decir, eliminando el factor etiológico que la produce y mediante el uso de estimulantes de la producción natural de saliva, como los sialogogos.
No obstante, ante una xerostomía irreversible, muchas veces causada por fármacos de patologías crónicas como, por ejemplo, una enfermedad autoinmune, o bien originada por una medicación cuyos beneficios farmacológicos son mayores que el efecto secundario producido, se puede aplicar medidas terapéuticas centradas en minimizar los síntomas de sequedad bucal.

Se recomienda el uso de sustitutos de saliva o de agentes hidratantes de la mucosa oral.

¿Tiene cura la xerostomía?
Si nos encontramos ante un caso de xerostomía reversible originada, por ejemplo, por fármacos, la eliminación del tratamiento puede llevar a la cura de esta condición. Si por el contrario, no es aconsejable retirar, fraccionar o cambiar la prescripción médica o nos encontramos ante un caso de xerotomía irreversible, podemos recomendar el uso de sustitutivos salivares, humectantes e hidratantes, los cuales humedecen temporalmente la mucosa oral.
De esta forma, se palian algunos síntomas (dificultad en el habla y en la deglución de alimentos, alteraciones gustativas, sensación de ardor y dolor en la lengua, incremento del riesgo de caries y gingivitis) que pueden mermar la calidad de vida del paciente.
Aunque para tratar el primer caso de xerostomía normalmente es más habitual eliminar el tratamiento, el profesional también puede optar por aconsejar a sus pacientes el uso de productos humectantes.

¿Cómo se puede mejorar la calidad de vida de un paciente con xerostomía?
Ante un paciente con xerostomía, los profesionales de la salud bucal juegan un papel importante. El protocolo de actuación en la consulta debería empezar por indagar si su paciente tiene sensación de boca seca, ya que esta patología habitualmente pasa por alto en la consulta clínica.
Una vez identificado el caso, se debería instaurar un protocolo de tratamiento individualizado, entre los que se encontrarían los sialogogos tópicos. Si se determina que la patología está causada por fármacos, el odontólogo o higienista debería ponerse en contacto con el prescriptor para recomendarle que fraccione la medicación a lo largo del día y que procure recetar menos fármacos con efectos anticolinérgicos.

¿Qué recomendaciones de higiene oral se deberían dar a un paciente?
Para tratar la xerostomía, se recomienda una óptima higiene oral en la que se incluyan cepillados diarios, el uso de colutorios, así como revisiones periódicas (cada 6 meses) con profesionales de la cavidad oral. Pues al disminuir el flujo de saliva, los dientes quedan más desprotegidos. Por eso, este tipo de pacientes tienen más riesgo de desarrollar caries, infecciones periodontales y gingivales y candidiasis.
Se aconseja, además, no abusar de bebidas alcohólicas y controlar la dieta:evitar, por tanto, alimentos que exacerben la sensación de boca seca.


*Dr.Gerardo Gómez Moreno/I Simposio SEPA-DENTAID 2012*